Barcelona, en tres días

Bienvenido a Barcelona. Esta ciudad modernista y cosmopolita esconde un sinfín de lugares para conocer. En esta ruta de tres días que te ofrecemos, además de descubrir lo imprescindible de la ciudad y volver a casa impregnado de la esencia de Barcelona, podrás pasear tranquilamente por rincones mágicos, disfrutar de algún concierto o espectáculo e ir de tiendas.

Si eres enérgico y no tienes ningún problema de movilidad, las recomendaciones que te hemos preparado son accesibles a pie. Sin embargo, también tienes la opción de utilizar el transporte público. El metro es rápido y con los diferentes bonos disponibles resulta una opción económica.

Día 1

Mañana y mediodía

Empezar la visita por plaza de Catalunya es una muy buena opción ya que es el centro neurálgico de la ciudad y muy fácil de acceder a ella desde cualquier punto, andando o en metro. Si tu hotel está un poco alejado del centro, encontrás rápidamente un medio transporte que te deje en esta gran plaza, la mayor de Barcelona. En ella, podrás ver las habituales palomas y también tienes la opción, si lo deseas, de coger uno de los muchos autobuses turísticos que parten desde aquí. De esta plaza surgen las calles principales y por las cuales seguro que pasas en estos días: Paseo de Gracia, Rambla de Catalunya, Paseo del Ángel , las Ramblas.

 

Las Ramblas es una  gran avenida, peatonal en el centro y con dos carriles para los vehículos en los laterales, conecta Plaza Catalunya con el mar. Durante mucho tiempo fue característica por sus paradas de animales, sin embargo, esta actividad fue prohibida y en su lugar puedes encontrar puestos de souvenirs y quioscos.

 

Y cómo no, sus estatuas humanas, los caricaturistas, pintores… repartidos a lo largo de sus 2 km. Durante el recorrido, a banda y banda, encontrarás edificios sorprendentes y solo desviándote unos metros podrás visitar los lugares más emblemáticos de Barcelona. Es el caso del mercado de la Boquería, que lo encontrarás a mano derecha. Es un buen lugar para tomar un café o comprar una pieza de fruta. Unos cientos de metros más abajo, encontrarás, también a la derecha, el mítico Teatro del Liceu, quemado y reconstruido varias veces.

El paseo te llevará hasta los pies de la figura de Colón, a la cual se puede subir para tener unas buenas vistas de la ciudad. Unos pasos más, y estarás en el puerto de Barcelona, en la zona conocida como Maremagnum. Un buen sitio para descansar y retomar fuerzas. Cruzando el puente levadizo encontrarás el centro comercial donde hay varias cadenas de restaurantes y tiendas conocidas.

 

Después de este relajante descanso contemplando el mar, vuelve a Las ramblas, esta vez en sentido ascendente, y después de 500 metros, a tu derecha verás la Plaza Real. Desde esta plaza sale una calle llamada De la Lleona que va a parar a la Plaza de Sant Miquel y casi contiguamente a la de Sant Jaume. Toda esta zona es un buen lugar para comer. Encontrarás bares y tascas de todo tipo con comida y precio variados.

Ya en la plaza Sant Jaume puedes ver el ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat. Es una plaza muy conocida por ser punto estratégico para las manifestaciones o para las celebraciones de los títulos deportivos.

Una estrecha calle llamada calle del Bisbe conecta la plaza Sant Jaume con la Catedral de Barcelona, un impresionante edificio gótico.

Desde esta plaza puedes conectar fácilmente con Puerta del Ángel, una calle peatonal famosa por sus tiendas. Si quieres hacer un poco de ‘shopping’ este es un buen momento.

 

Tarde – Noche

Para la tarde noche te tenemos preparado el barrio de la Ribera. Para situarte, el barrio se encuentra a la derecha de Las Ramblas (si miras hacia el mar), al otro lado de la Via Laietana. Cuando llegues a esta pintoresco barrio, de estrechas callejuelas, que se ha convertido en lo más ‘in’ de Barcelona, lo primero que tienes que hacer es visitar la Catedral del Mar, probablemente la iglesia más bonita de Barcelona. Y ya que estás en este barrio, elige cualquiera de sus bares, restaurantes y pubs, para cenar y tomar un copa o bailar un rato. Seguro que te encante el ambiente de esta zona, antiguamente, barrio de los pescadores.

Día 2

Mañana – Mediodía

Para el segundo día te tenemos reservada la Barcelona modernista, la de Gaudí.

Lo mejor es empezar el día temprano para visitar la Sagrada Familia y ahorrarte sus largas colas. Quedarás impresionado por esta obra inacabada de Gaudí. Después de la visita, otra obra de Gaudí, ésta totalmente diferente: el Parc Güell.  Este parque, pensado en su día como una urbanización de lujo, es enorme jardín con peculiares elementos arquitectónicos. Una vez recorrido este colorido parque, que no te dejará indiferente, tienes dos opciones. Si estás cansado, coge el metro para bajar hasta La Pedrera en Passeig de Gràcia. Pero si tienes fuerzas, nuestra recomendación es que pasees hasta esta casa, también conocida como Milà, paseando por el barrio de Gracia. Gràcia conserva el carácter propio de un municipio independiente pese a que hace más de cien años forma parte de Barcelona y está llena de bares, restaurantes y comercios.

Una vez en paseo de Gracia, no te pierdas dos de las obras particulares más conocidas de Antoni Gaudí, la Pedrera y la Casa Batlló. No olvides que estás en Paseo de Gracia, una vía muy señorial, donde antiguamente se concentraba la burguesía catalana. Fíjate en sus farolas, en los hoteles y en las tiendas de lujo. Es otra de las calles preferidas para los adictos a las compras. Para comer algo, mejor pasa a la calle paralela, Rambla de Catalunya, también es muy agradable y los precios no son tan desorbitados.

 

Tarde – Noche

La tarde de esta segundo día la puedes de dedicar a la zona de Montjuic. Partiendo de la plaza España, donde encontrarás las dos torres venecianas y una plaza de toros convertida en centro comercial “Arena”, parte un paseo que te lleva hasta lo alto de Montjuic. En este paseo, pasarás por la Fuente mágica. Consulta los horarios para poder disfrutar de su espectáculo de luz y color. Una vez arriba, encontrarás diversas propuestas.  El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), la Fundación Miró, el Pabellón Mies Van der Rohe  y  la Anilla Olímpica con los edificios del Palau Sant Jordi y el Estadio Lluís Companys. Visítalos todos o escoge uno para recorrerlo más pausadamente. ¡Tú eliges!

Para acabar la jornada, ¿porqué no una propuesta teatral o musical en los diferentes teatros y salas de la avenida Paral·lel? En la calle que nace en la misma plaza España puedes encontrar el  Teatro Apolo, el Teatro Victoria, el Teatro Condal, la sala Barta, el restaurante Tickets Bar, de la familia Adrià.

 

Día 3

 

Mañana – mediodía

Para el tercer día en la ciudad condal te proponemos empezar por la zona del Parc de la Ciutadella. Una manera imponente de adentrarte en esta zona es entrar por el Arco del Triunfo del Paseo Lluis Companys. Este arco fue diseñado como entrada de principal de la Exposición Universal de Barcelona de 1888. El Parc de la Ciutadella es un gran pulmón en el centro de la ciudad donde pasear y relajarse. Además, si tienes tiempo y te gustan los animales, puedes visitar el zoo de Barcelona. A unas calles del parque está el barrio del Born y de la Ribera, puedes adentrarte en sus calles, buscar un sitio para comer y conocer algunos de los elementos arquitectónicos destacados, como la lonja o el mercado del Born, transformado en el Born Centre Cultural e inaugurado el 11 de septiembre de 2013. Y si te gusta la historia, en un lateral de la basílica de Santa María del Mar, podrás ver el Fossar de les Moreres. Esta plaza es un homenaje a los caídos durante el asedio de Barcelona de 1714, en el marco de la Guerra de Sucesión Española. El motivo de que en este sitio se recuerde los defensores  de la ciudad de Barcelona es que durante el sitio del 11 de septiembre de 1714, muchos de los  muertos en combate fueron enterrados precisamente en este sitio.

 

Tarde – Noche

Una buena opción para la tarde barcelonesa es visitar el Palau de la Música. Si te gusta la programación y te lo permite el presupuesto del viaje, la mejor manera de conocerlo es asistiendo a alguno de sus conciertos. Después de maravillarse con su acústica, puedes acabar la jornada cenando en uno de los restaurantes que se concentrar en Via Laietana y sus alrededores. Encontrarás locales de vanguardia con comida de calidad.

 

Transporte

Para moverte tres días en transporte público por Barcelona, una buena opción es la Tarjeta de Transporte Barcelona 3 días, que cuesta 19.20€

Con tu HolaBCN! podrás hacer viajes ilimitados por Barcelona y su área metropolitana en transporte público: metro, autobús (TMB), tranvía (TRAM), líneas urbanas de ferrocarril (FGC) y la zona 1 del tren de cercanías (Rodalies de Catalunya). ¡Tantos viajes como necesites!

¿CÓMO FUNCIONA?

 

Puedes hacer la compra de la tarjeta Hola BCN! a través del servicio de compra online con un 10% de descuento  o bien cómprala cuando llegues a Barcelona dirigiéndose a los puntos de venta de billetes de la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s