La Catedral de Barcelona, arte gótico de ciudad

La Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia  es la catedral gótica de Barcelona, sede del Arzobispado de Barcelona. La catedral de Barcelona actual se construyó durante los siglos XIII a XV sobre la antigua catedral románica, edificada a su vez sobre una iglesia de la época visigoda a la que precedió una basílica paleocristiana, cuyos restos pueden verse en el subsuelo, en el Museo de Historia de la Ciudad. El edificio es Bien de Interés Cultural y, desde el 2 de noviembre de 1929, Monumento Histórico-Artístico Nacional.

 

El origen más remoto de la catedral de Barcelona corresponde a una basílica de tres naves que al-Mansur destruyó en el año 925. Hacia 1046 se empezó la construcción de una nueva sede por iniciativa del obispo Guislabert.

 

La basílica actual se empezó a construir en el año 1298 durante el obispado de Bernat Pelegrí. Podemos distinguir tres etapas durante los ciento cincuenta años que duraron las obras: en la primera se planeó todo el edificio; a continuación se prolongaron las tres naves con sus respectivas capillas laterales hasta la altura posterior al coro; finalmente se prosiguió la construcción de la basílica hasta la línea de la fachada que posteriormente fue cerrada con un simple muro (1417). El claustro se terminó en 1448.

 

A finales del siglo XIX, el industrial barcelonés Manuel Girona Agrafel se ofreció a sufragar la obra de la fachada y de sus dos torres laterales que fue llevada a cabo según los planes del arquitecto Josep O. Mestres inspirados en el proyecto inicial que ya se había dibujado en el siglo XV. Los hijos del señor Girona completaron la empresa del padre con la construcción del cimborrio, que se finalizó el año 1913.

 

Las dimensiones exteriores de la Catedral de Barcelona son 93 metros de largo, 40 de ancho y 28 de altura en la nave central. Los campanarios suben hasta los 54 metros. El cimborrio tiene 70 metros de altura por fuera y 41 metros por dentro.

 

El órgano de la catedral de Barcelona es de los más importantes de Europa, conserva elementos del siglo XVI. Además de acompañar la liturgia, es el protagonista de un ciclo de conciertos que tienen lugar un día concreto de cada mes, desde 1990, con gran éxito de público. Fue construido entre los años 1537 y 1539 y fue reparado y restaurado durante los años 1985-1994.

Horario de visita y precio

Para más información consulta la web oficial: http://www.catedralbcn.org

Laborables y sábados

8.00-12.45 (Claustro: 8.30-12.30): Entrada gratuita

13.00-17.00: Entrada con donativo

17.15-19.30 (Claustro: 17.15-19.00):Entrada gratuita

Domingos y festivos

8.00-13.45 (Claustro: 8.30-13.00): Entrada gratuita

14.00-17.00: Entrada con donativo

17.15-19.30 (Claustro: 17.15-19.00): Entrada gratuita

Precio

  • Visita al coro:

Individual: 2,80 € por persona

Grupos: 2,50 € por persona

  • Visita a los terrados:

Individual: 3,00 € por persona

Grupos: 2,50 € por persona

Entrada con donativo:

  • Individual: 6 € por persona
  • Grupos: 4 € por persona

 

Ubicación y cómo llegar

La catedral de Barcelona está ubicada en la Plaça de la Seu, s/n,

Metro: L4 Jaume I

Bus: 17, 19, 40, 44

Lugares próximos para visitar

Teatro del Liceo (600m)

Plaza Sant Jaume (300 m)

Mercado de la Boqueria (500 m)

Plaza Real (600 m)

Dónde comer

Taverna del Bisbe, avenida de la Catedral, 6. Precio. Menú de lunes a viernes a 11 euros.  http://www.tavernadelbisbe.com/home.htm

El Café d’en Victor Restaurant, Calle Tapineria, 12. Precio. Menú de lunes a viernes a 11 euros.  http://www.elcafedenvictor.com/

Bliss, Plaza de Sant Just, 4B. Precio medio a la carta: 20 euros.  Menú mediodía (9€, 10,50€ y 12€).

¿Quieres saber más?

En el claustro hay un surtidor donde el día del Corpus se hace bailar un huevo ―tradición barcelonesa llamada “l’ou com balla”―, y también hay un estanque con trece ocas blancas, siempre trece, son los años que tenía santa Eulàlia, según dice la tradición o la leyenda, cuando la martirizaron. Cuando salía la procesión del Corpus los cañones del castillo de Montjuïc lo anunciaban con cañonazos y se cerraban todas las puertas de la muralla de la ciudad, hasta que la Custodia volvía a entrar en la catedral.

Hay muchas leyendas alrededor de  la catedral de Barcelona. Según creencia popular, los viernes daba mala suerte chocar dos o más llaves; cuando se tenía que cerrar la catedral, se anunciaba precisamente con el ruido que ocasiona el choque de llaves, menos el viernes que se hacía sonar una campanilla y los monaguillos llevaban las llaves una en cada mano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s