Barcelona, del medio rural a la urbe.

El general Augusto por el 15-10 a.C., denominó a la actual Barcelona un largo nombre, exactamente era, la  Colonia Faventia Iulia Augusta Pia Barcino,  pero de manera común se le llamaba Barcino. Fue en esta nueva fundación de la ciudad, cuando tomó una forma urbana al completo. El conjunto formado por tres partes, Cardus Maximus y Decumanus Maximus y un espacio central o foro, rodeado por una muralla, que protegía de los ataques  externos  a sus habitantes. Hoy en día, todavía podemos visitar Barcelona, con su vertiente  romana, en el Museo de Historia de Barcelona.

Tiempo después, con el paso del tiempo, nuevos habitantes aparecían en Barcelona. Estos  fueron los paleocristianos o  primeras comunidades cristianas, los visigodos, los musulmanes, la dinastía Carolingia, entre otras. Pero aún aquí la ciudad amurallada, no era más que unas 12 Ha de terreno, con una superficie de 1.5km. Actualmente se puede visitar  Barcelona y  conocer la historia de todos estos conquistadores de la ciudad, en el museo Barcino de la misma.

No fue hasta el siglo XIX, cuando se planteó y se realizó la construcción de la Gran Barcelona, que comenzaron durante  el sexenio democrático. Entre1868 y 1874, el Ayuntamiento empezó a trabajar por la agregación de los pequeños municipios a la ciudad y de sus alrededores, que no querían perder su autonomía y temían ver diluida su identidad. Finalmente, en 1897 se aplicó el decreto por el que la mayoría de los pueblos del llano de Barcelona se convirtieron en distritos de la gran ciudad.

En está anexión, surgieron algunos conflictos, por la ya comentada pérdida de identidad, por parte del actual Barrio de Grácia y Sant Andreu del Palomar, y que ha día de hoy, al visitar Barcelona aún perdura aquel ambiente de identidad propia. También cabe destacar, que las contribuciones más  importantes a nivel económico y de masa de habitantes fueron por parte de los términos de Sants y Sant Martí Provençals, aportando más de setenta mil nuevos barceloneses y dos grandes centros industriales.

Como entonces y todavía ahora al visitar Barcelona, encontramos una similitud en ciertos barrios de la capital catalana. Los barrios de la zona más alta de esta, que por aquel entonces eran las zonas de veraneo de los más pudientes, todavía siguen siendo las zonas de residencia de los mismos. La zona de Sarrià y Sant Gervasi, para ser más concreto. Todavía hoy  perdura los más intacta posible una de las zonas de veraneo, que ahora ya pertenece a la clase más trabajadora, como es la el Barrio de Horta, que nos ofrece una magníficas vistas de las villas de descanso, frecuentadas por clase más alta de la ciudad.

Por aquel entonces, las comunicaciones eran escasas y se llevó a cabo la construcción del tren que comunicaba el barrio de Sarriá con Sant Gervasi. Pero no llegó a todos por igual, ya que el barrio de Horta tardó más tiempo en realizarse y hacerse efectiva.

Los barrios de Horta y Sarrià fueron los últimos en anexionarse al núcleo urbano. Por el contrario, el barrio de Les Corts, pertenecía en principio al municipio de Sarriá, tiempo después decidieron ser independientes de Sarrià y de Barcelona. Pero sesenta años más tarde se produjo la unión como distrito de la ciudad.

Visitar Barcelona, puede ser toda una aventura, a la vez que un recorrido a través del tiempo y la historia ya que todos sus barrios tienen algo que contar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s